Vodafone ha lanzado al mercado una nueva gama de productos para ayudar a las personas dependientes con el teléfono móvil. El presidente y consejero delegado de la operadora, Francisco Román, presentó Easy Walk para invidentes, Domomóvil para personas de movilidad reducida y el lazo inductivo T-Loop para usuarios con discapacidad auditiva.

Easy Walk es un sistema de localización por GPS desarrollado por la operadora para que las personas ciegas sepan en qué lugar se encuentran en todo momento. Además, la tecnología ofrecerá asistencia a ese colectivo durante todo el día y convertirá los mensajes de texto que reciban en sus teléfonos móviles en voz.

Por su parte, el nuevo Domomóvil es una aplicación domótica que tiene el objetivo de facilitar a las personas de movilidad reducida el control de equipos cotidianos, como el sistema de alarma o la climatización. Y por último, T-Loop es un pequeño accesorio compatible con los audífonos y el teléfono móvil para que las personas con discapacidad auditiva puedan mantener una conversación sin sufrir interferencias.

Román -que estuvo acompañado por el presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernandez Vara, y el Consejero de Familia e Igualdad de Oportunidades de la Junta de Castilla y León, César Antón- mostró su compromiso con el uso de las nuevas tecnologías para que los grupos vulnerables puedan vivir con una mayor autonomía.

El envejecimiento de la población europea ha llevado a las operadoras de telecomunicaciones a desarrollar iniciativas para apoyar a las personas dependientes con tele asistencia.

Se estima que en 2015, vivirán en España 1,5 millones de personas con algún tipo de dependencia y el Estado aportará más de 12.600 millones de euros entre 2007 y 2015 para ayudar a ese colectivo.