Ayudas y aplicaciones tecnológicas para la educación de alumnos con discapacidad motórica:

  1. La interfaz vocal de entrada de datos: Gracias al reconocimiento del habla, el usuario puede realizar con la voz las tareas más comunes que se pueden realizar con medio de teclado y ratón. Entre los sistemas de reconocimiento destacan el IBM Via Voice Professional y el Dragon NaturalSpeech Profesional.
  2. Teclado: La interfaz de entrada de datos de Teleacceso se basa, fundamentalmente, en el programa de reconocimiento del hablay (cuando no es posible la utilización de este programa, o simplemente com complemento y apoyo) en el teclado virtual.
  3. Ratón de cabeza: Es un ratón manos libres que permite manejar el puntero mediante movimientos de cabeza. Deben cumplir los requisitos de que exista sujeción en la propia diadema del ratón  de un auricular y un micrófono; la posibilidad de acoplar un pulsador de soplido, en este caso unido al emisor de la diadema. También, que se dé la posibilidad de acoplar dos pulsadores que sustituyan las funciones del botón izquiero y derecho del ratón convencional, de forma que el alumno pueda utilizarlos con la parte de su cuerpo que posea mayor movilidad.  Lo más conveniente es que todo el sistema formado por auricular, micrófono, emirsor del ratón e incluso pulsadores, fueran inalámbricos.
  4. Monitor: factor muy importante que permita al alumno disponer de un área de trabajo liberada de interferencias e independiente del área en el que debe manejarse la gestión de ficheros, o del sistema operativo en general, del teclado o de otras tareas auxiliares. La recomendación general es que su tamaño sea el mayor posible, algunos tipos de pantallas serían: la pantalla 17″ TFT en disposición vertical, la pantalla panorámica y el uso de dos monitores.
  5. Recomendaciones de visualización y de la interfaz: Aunque Windows posee un sistema de adaptación del sistema operativo a determinadas discapacidades mediante un asistente, es necesario un sistema de accdeso alternativo al que actualmente existe por medio del menú del botón Inico. No obstante, puede mejorarse la interfaz con el sistema operativo y con el resto de programas, mediante el uso de iconos de barra de herramientas; utilización de punteros alternativos; personalización de la barra de herramientas; tamaño del texto y accesos directos.

Un buen ejemplo de superación y de un uso adecuado de todas estas ayudas y aplicaciones tecnológicas lo encontramos en el siguiente artículo, solo hay que clikar.

La discapacidad no es una barrera para Ken Mizukubo.